Alonso de Salazar: El burgalés salvador de brujas.


Este personaje burgalés, aparece mencionado en la película “Legado en los huesos” que puede verse estos días en Netflix. 

 

Seguro que muchos de vosotros estáis aprovechando estos días de confinamiento para poneros al día con vuestra series y películas favoritas. Pues en mi caso, entre muchas otras cosas, he visto dos películas que tenía pendientes desde hace tiempo: El Guardian Invisible y Legado en los Huesos.

 

Foto: Netflix

 

Estas películas son la adaptación de las novelas de la llamada Trilogía del Baztán de la escritora Dolores Redondo, que he de confesar que aún no me he leído, pero que seguramente lo haré.

 

No vamos a hacer spoiler de las películas, para quien no las haya visto todavía, pero solo contaremos,  para introducir a nuestro personaje, que la historia cuenta las aventuras ( y desventuras) de la agente de policía Amaia Salazar ( Marta Etura), quien debe investigar unos crímenes ocurridos en el citado valle navarro de la que es originaria, y que pronto se verá envuelta en una espiral de supersticiones, mitología y creencias populares, que hace muy interesante la trama.

 

Pues bien, al comienzo de la segunda parte de esta trilogia, ” Legado en los Huesos”  se puede leer en pantalla:

 

“Navarra, año del señor 1611.  Tras decenas de acusaciones y confesiones de brujería, el inquisidor Alonso de Salazar y Frías, fue enviado a Navarra para determinar la veracidad de los oscuros sucesos, que allí acontecía. Durante meses de investigaciones, el sacerdote comprobó que aquellas gentes estaban dispuestas a todo por proteger y defender unas creencias tan antiguas como siniestras” 

 

En esta entrada de nuestro blog, os vamos a contar quien era Alonso de Salazar y Frías. ¿Por qué? Pues porque este señor, al que llamaban el abogado de las brujas, era de Burgos. 

 

Alonso de Salazar y Frías: su historia en Burgos.

 

Alonso de Salazar nació en Burgos en 1564, en el seno de una familia de mercaderes y altos cargos que tenían su capilla funeraria en la iglesia de San Esteban.  Su padre y abuelo paternos fueron letrados, con antecedentes familiares de mercaderes de lana en el Consulado de Mar.

 

Iglesia de San Esteban en Burgos

 

Estudió derecho canónico en Salamanca y Sigüenza y posteriormente fue ordenador sacerdote y destinado a la diócesis de Jaén y Toledo donde trabajó a las órdenes, entre otros, de Bernardo de Sandoval y Rojas , cuyos apellidos os serán familiares porque era tío del Duque de Lerma

 

Llegada a la Inquisión y proceso de Zugarramurdi

 

Accedió a la Inquisición en 1609 y en 1610 se incorporó al tribunal de Logroño donde tendría lugar el proceso de brujería más famoso de nuestro país, el de las brujas de Zugarramurdi. 

 

Cuando Alonso llega, el proceso ya está en marcha y se había abierto , porque una tal María de Ximildegui, supuesta bruja arrepentida, decía haber participado en aquelarres en presencia de otras personas en Zugarramurdi. Algunos de los denunciados admitieron los hechos y denunciaron a su vez a otras personas. 

 

En total, fueron condenadas 29 personas entre hombres y mujeres, de las cuales 18 personas fueron reconciliadas (perdonadas por arrepentirse y pedir clemencia), 6 quemadas vivas y 5 en efigie ( es decir, un muñeco antropomorfo con su representación), porque ya habían fallecido, algo habitual debido a que los procesos podían durar años.

 

Sin embargo, Alonso de Salazar y Frías, quien al haberse incorporado al tribunal el año anterior, no había estado presente en los interrogatorios de los principales inculpados, votó en contra de la condena de una de las acusadas por falta de pruebas.

 

Salazar comenzó entonces a dudar de la culpabilidad del resto. En los meses siguientes al auto de fe se desató una locura total por las brujas en toda la región, que se materializó en miles de acusaciones. Las dudas de Salazar fueron en aumento y a la vez secundadas por otros importantes cargos eclesiásticos,  que atribuían las confesiones a supersticiones, incultura y miedo.

 

Su viaje por el Valle de Baztán

 

baztan 

 

Alonso fue entonces enviado por el Consejo de la Inquisión a visitar las montañas del pirineo Navarro, para recabar información y testimonios de primera mano, con orden de no forzar las confesiones y no amenazar a los cuestionados para que confesasen, que parece que era una práctica bastante habitual. 

 

A partir de mayo de 1611,  recorrió durante casi 8 meses la zona en plena fiebre de brujería y recabó miles de testimonios pero todo ellos inconsistentes y contradictorios, sin encontrar ninguna evidencia de aquellos aquelarres, ni de los supuestos ungüentos y pócimas de los que hablaban y que resultaron ser falsos.

 

Alonso de Salazar, dijo que no se podía concluir si había habido cualquier acto de brujería, ya que los actos descritos eran imposibles: como volar, asistir a aquelarres mientras las brujas estaban en la cama, y que en caso de que hubiese intervención demoníaca, resultaba difícil explicar que sus actos fueran enunciados de forma tan fácil, incluso con testimonios de niños pequeños.

 

A partir de ese momento, la recomendaciones de Salazar fueron tenidas en cuenta para este tipo de denuncias y a partir de ese momento estos casos, en España, se saldarían con absoluciones o penas leves. 

 

Desde entonces hay muchos autores, incluso extranjeros, que le han dedicado obras a Salazar como Gustav Henningsen en 1980 “ The Witches Advocate” (el abogado de las brujas) considerada una de las mejores obras sobre brujería en España.

 

Alonso de Salazar siempre antepuso la razón en sus informes diciendo cosas como “ Volar a cada paso un persona por el aire, andar 100 leguas en 1 hora, salir una mujer por donde no cabe una mosca, hacerse invisible a los presentes, no mojarse en el río y en el mar, estar a un tiempo en la cama y en el aquelarre, lugar la imágenes como personas sensibles, las apariciones continuas que han tenido de nuestra señora y que cada bruja vuelva en la figura que se le antoja y alguna vez en cuerpo o en mosca con lo demás referido, es superior a cualquier discurso

 

Seguro que después de esto, te han quedado ganas de conocer más historias de personajes de Burgos ¿A qué si?

 

Pues en ese caso, seguro que te encantará nuestra ruta noctura ” Burgos de Leyenda” en la que nos acercamos a la historia menos conocida de nuestra ciudad. 

 


Accede al calendario para visualizar todas las visitas guiadas programadas durante este mes:

Todas las visitas guiadas progamadas >>       

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *