TORREÓN DE FERNÁN GONZÁLEZ- VIAJE A LA CASTILLA DEL SIGLO X


Estamos a la puertas del fin de semana, y tal como prometimos, traemos una nueva recomendación para todos los que vengáis a visitar Burgos.  Porque si nuestra ciudad es interesante, nuestra provincia no lo es menos

En esta ocasión nos vamos a ir a 40 kilómetros de Burgos, a la cercana localidad de Covarrubias, un lugar donde el solo hecho de caminar por sus calles, bien merece la pena el viaje. Se trata de unos de los cascos históricos mejor conservados de la provincia, con calles porticadas y casas de adobe, que te trasladará irremediablemente a la Edad Media.

Y precisamente de esa época, es de cuando data su imponente torreón, que lleva guardando, impasible, esa zona del río Arlanza desde hace más de 10 siglos, como testigo de una época lejana en la que Castilla, aún no era una reino sino un condado.

Fernán González, famoso conde castellano y gran guerrero, lo manda levantar en el siglo X sobre los cimientos de otro torreón anterior, que previsiblemente ya existía en época romana. El objetivo no era otro que defender la zona e impedir que las incursiones musulmanas accediesen al interior del Condado de Castilla. Originalmente contaba con una única entrada a 15 metros del suelo y estaba almenado pero, como ocurre con casi todas la construcciones, ha ido sufriendo cambios a lo largo de su historia.

Esta construcción es además protagonista de una trágica leyenda medieval ya que, se cuenta, que una joven noble castellana de nombre Urraca, fue emparedada entre los muros de este torreón. 

No se sabe exactamente quien era Urraca. Hay quienes piensan que se trata de la propia hija de Fernán Gonzalez, otros que de su nieta o incluso de su sobrina. Y del mismo modo, tampoco faltan varias versiones para la misma historia.

Cuenta la leyenda que la joven Urraca, iba a ser entrega en matrimonio a un príncipe leones con el fin de estrechar lazos y aumentar así el poder de su familia y del condado castellano. Pero ella ya estaba enamorada de otro hombre, un pastor o un labriego según la versión, y se negó en rotundo al matrimonio concertado. Como escarmiento, su padre la encerró en una de las estancias del torreón.

Como ocurre en otros lugares, no faltan quienes afirman a ver visto al fantasma de Urraca vagando por el torreón.

El torreón es actualmente visitable gracias a la iniciativa privada. Merece la pena realizar la visita guiada para entender todos los entresijos y la historia de esta construcción medieval castellana. Los gruesos muros de piedra, y sus intrincadas escaleras de piedra y madera, te harán viajar unos siglos atrás. Muy recomendable para visitar el pareja, con amigos o incluso en familia.

Además, desde el día 18 de febrero, vuelve a ser visitable la exposición de armas de asedio que alberga en su recinto y que supone un recorrido por la evolución de las armas utilizadas por el mundo musulmán y cristiano desde el siglo VII hasta el siglo XV.

Sin duda alguna, una visita muy recomendable para todos los amantes de la historia en general y de la edad media en particular.

Puedes consultar toda la información de horarios, tarifas y datos curiosos en su página web, pinchando en la imagen de abajo.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *