SAN PEDRO DE CARDEÑA- UN MONASTERIO CON ESENCIA CIDIANA 2


Este sábado estrenamos la Ruta del Cid. Así que, como no podía ser de otra manera hoy os traemos uno de los lugares que más sabor cidiano tienen en los alrededores de nuestra ciudad.

Los 12 kilómetros que separan este monasterio de la capital, hacen imposible que podamos incluirlo en nuestra “Ruta del Cid” por Burgos. Pero no por eso dejaremos de recomendar, a todos los que nos visiten, que se acerquen hasta este enclave lleno de historia, belleza y leyenda.

Es difícil poder precisar con exactitud cuando se funda este monasterio. Hay quien cree que se trata del primer monasterio benedictino fundado en España y que podría datar del siglo VIII, aunque el primer documento en el que se le hace referencia es del siglo X.

Es justo en ese siglo cuando, Abderramán III arrasa el monasterio y martiriza a los 200 mártires de Cardeña, que según la tradición están enterrados en una de las pandas del precioso Claustro de los Mártires.

En el siglo XI, esta abadía, quedaría ligada para siempre a la historia y la leyenda cidianas. Siendo Abad San Sisebuto, es aquí donde, según la tradición, Rodrigo dejó a Jimena y a sus hijas antes de partir al destierro y donde reposarían, durante años, sus restos, tras su muerte en Valencia en 1099. 

Hoy en día, los restos del Cid y Jimena, descansan en la Catedral de Burgos bajo el magnífico cimborrio. Pero en la Capilla de los Héroes del Monasterio de Cardeña se sigue manteniendo su tumba, con las figuras yacentes de Jimena y del Cid, además de albergar los resto de reyes y familiares.

Fue también célebre por su Scriptorium del que salieron obras extraordinarias, de gran calidad como el Beato de Cardeña, de 290 páginas y 51 miniaturas.

Como muchos otros monasterios , no corrió muy buena suerte durante la Desamortización del siglo XIX y estuvo abandonado durante años, hasta que en 1936 la Guerra Civil lo convirtió en campo de concentración.

Hoy en día alberga una congregación de monjes trapenses y puede ser visitado casi todos los días del año. Son ellos mismos quienes realizan las visitas guiadas al interior de la abadía.

Es además punto de paso y de sellado del Camino del Cid, y cuenta con una tienda donde se pueden adquirir diferentes productos entre los que destacan: sus cervezas artesanas, su vino tinto Valdevegón y el licor Tizona, elaborado con más de 30 hierbas que maceran en barricas de roble.

En diferentes momentos del año, puede visitarse además su bodega románica, la más antigua de toda España en uso comercial.

En su página www.monasteriosanpedrodecardena.com se pueden consultar los horarios de visita y todo lo referente a este rincón cidiano tan particular.


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “SAN PEDRO DE CARDEÑA- UN MONASTERIO CON ESENCIA CIDIANA

  • Raúl

    He tenido la suerte de visitarlo en varias ocasiones … mas que en varias ocasiones, lo visito siempre que voy a Burgos, es un lugar maravilloso, un lugar donde uno encuentra la paz. Soy cidiano devoto del Cid desde hace muchísimos años, ya he perdido casi la cuenta y cuando voy al monasterio de San Pedro de Cardeña imagino como se tuvo que sentir el buen Cid al dejar a su mujer e hijas cuando este marchaba al destierro, pero como suelo decir … ¡ Que no te lo cuenten y vívelo !, no te defraudara.