Otros Monumentos


LA ESTATUA DEL CID

ESTATUA DEL CID

 

Sobre un pedestal realizado por Fernando Chueca encontramos la estatua ecuestre de Rodrigo Díaz de Vivar, realizada por Juan Cristóbal Quesada en 1955.

 

Situada en la plaza del mismo nombre y junto a los edificios del Teatro Principal y Diputación Provincial parece indicarnos con la punta de su espada Tizona uno de los antiguos caminos de entrada de la ciudad, el Puente de San Pablo.

 

 

 

 

 

 

 


PUENTE DE SAN PABLO

 

PUENTE DE SAN PABLO

 

Recibe este nombre por su proximidad al antiguo Convento de San Pablo, hoy desaparecido, solar ocupado actualmente por el Museo de la Evolución Humana.

 

A uno y otro lado del puente podemos observar ocho figuras realizadas por Joaquin Lucarini en 1955 que representan personajes ligados a la figura del Cid Campeador.

 

 

 

 

 

 

 

 


EL SOLAR DEL CID

SOLAR DEL CID

 

En este lugar se situaba la residencia de Rodrigo Díaz de Vivar. La obra es de José Cortés, del s. XVIII, y está presidida por los escudos de Burgos y Cardeña.

 

Se encuentra en la calle Fernán González, antigua Calle Real, al pie del Camino de Santiago.

 

 

 

 

 

 

 

 


LA GLERA DEL CID

LA GLERA DEL CID

 

En la margen sur del río Arlanzón y en el Paseo conocido como “El Espoloncillo” se erige este sencillo monumento como recuerdo del último lugar en que el Cid acampa con sus mesnadas la última noche camino del destierro, extramuros de la ciudad, puesto que el rey había prohibido a los burgaleses que le ayudaran o dieran posada bajo pena de perder todos sus bienes.

 

 

 

 

 

 

 

 


MONUMENTO AL EMPECINADO

Monumento al empecinado

 

Situado en la calle Fernán González y al lado mismo del Camino de Santiago se encuentra este monumento que alberga los restos de Juan Martín Díaz “El Empecinado”.

 

Juan Martín Díaz, afamado guerrillero durante la Guerra de La Independencia y fiel defensor de la Constitución de Cádiz.

 

 

 

 

 

 

 

 


ARCO DE FERNÁN GONZÁLEZ

Arco de Fernán González

Arco triunfal erigido en el s.XVI para honrar la memoria del que fuera primer Conde Independiente de Castilla, Fernán González (932-970).

 

De estilo clasicista fue realizado por Juan Ortega de Castañeda en el solar donde se ubicó su residencia.

 

Sobre el gran arco de medio punto podemos ver una cartela atribuida a Fray Luis de León.