Visita a la Catedral


Declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1984, la magnífica Catedral burgalesa es, sin duda alguna, uno de sus sellos de identidad.

Mandada construir por el rey Fernando III, El Santo y siendo el jefe de la diócesis el Obispo Don Mauricio, comienza a construirse en 1221.

Desde entonces y hasta la época actual, ha sufrido multitud de modificaciones y muchos añadidos que la han ido configurando como una de las catedrales más bellas del mundo.

No en vano, en su interior alberga obras de gran valor, que son auténticas joyas del arte.
La Capilla del Condestable, la Escalera Dorada o el Cimborrio del Crucero, son algunas de las maravillas que, los visitantes del templo podrán admirar en su interior.

Para disfrutar aún más, de la belleza de la SEO burgalesa, merece y mucho la pena, unirse a esta visita que recorre, durante poco más de una hora, sus rincones más característicos.

 

 

RECOMENDADO PARA

Todo aquel que visite Burgos y quiera conocer de cerca su edificio más emblemático