ARCO DE SANTA MARÍA- PUERTA DE ENTRADA AL SIGLO XVI


El Arco de Santa María es uno de los monumentos más emblemáticos de la ciudad de Burgos y una de las 7 puertas de acceso que aún conservan, de las 12 que tuvo su muralla medieval.

Este arco es paso obligado para todos aquellos que visitan Burgos, que no dejan de maravillarse con la ornamentación de su fachada.

Pero además, si vienes de visita estos días, has de saber que está puerta guarda cierta relación con la fecha del 23 de abril, fecha en la que se celebra el Día de Castilla y León y se conmemora la batalla de Villalar.

Se cree que su fábrica original, muy distinta a la que vemos actualmente, data del siglo XIV, pero fue remodelada entre 1536 y 1553 por Juan de Vallejo y Francisco de Colonia con motivo de la visita del Rey Carlos I a la ciudad de Burgos, una vez finalizada la conocida como “Guerra de las Comunidades”

Precisamente el último episodio de esta guerra, tuvo lugar el 23 de abril de 1521, en la localidad vallisoletana de Villalar, hoy conocida como Villalar de los Comuneros, donde finalmente el bando afín al Rey se proclamó vencedor y donde cada 23 de abril se conmemora esta batalla, el día de la Comunidad de Castilla y León

Durante está contienda, la ciudad de Burgos se mantuvo fiel a Carlos I , lo que le valió el título de “la mas fiel” ( et fide) que aparece en su escudo.

El arco, concebido como una especie de arco triunfal, guarda en sus hornacinas las figuras de varios personajes célebres de la historia de Burgos y de Castilla que rodean al rey Carlos I: Diego Rodríguez Porcelos, Laín Calvo, Nuño Rasura, El Cid y el conde Fernán Gonzalez. Todas las esculturas son obra de Ochoa de Arteaga.

En el interior del arco, una larga escalera da acceso a la sala superior, donde se guardan una yeserías mudéjares procedentes del Castillo de Burgos y un mural de Vela Zanetti dedicado a Fernán Gonzalez y la independencia de Castilla.

Son muy interesantes también la Sala de Poridad, con su artesonado mudéjar o la colección de farmacia proveniente del desaparecido Hospital de San Juan.

Hoy en día es una sala de exposiciones temporales, pero hasta el siglo XVIII fue el lugar donde se reunía el concejo de la ciudad y entre 1878 y 1955 fue la sede del Museo Arqueológico Provincial.

Si vienes estos días a Burgos, no dejes de visitar el interior de esta antigua puerta de muralla. Desde una de sus torres a la que está permitida el acceso, se divisa una vista panorámica del Paseo del Espolón y del Río Arlanzón que te encantará.

El lunes aquí, será festivo, al igual que en muchas otras comunidades. Así que hemos preparado una oferta muy amplia de visitas guiadas, para que puedas conocer esta y otras historias de nuestra ciudad.

En nuestro calendario de visitas puede echar un vistazo y reservar para la que más te guste.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *